Simbolismo de la palabra

El filólogo Tolkien retomó el tema egipcio, alquímico y cabalista del verbo hecho carne.

En el sentido de que hay pueblos como hay lenguas. En cada lengua hay unas palabras que se materializan en creación y luz y otras que se materializan en zafiedad, fango y oscuridad. hay palabras pequeñas, de forma fea pero de buen fondo, las hay muy bellas pero que pocas veces se materializan de verdad, las hay toscas pero prácticas, y están sus némesis que llevan a la tristeza, a la pereza, a la envidia, al odio.

Todo el que habla, aunque sea a sí mismo es un mago, puede llamar a palabras de luz, a palabras pragmáticas, puede cantar bien o mal, puede escribir con faltas, puede resultar incomprensible o puede convencer a la gente para la construcción o para la destrucción. La lectura es conjuro, el pensamiento es conjuro el diálogo es magia, la canción es magia.

Magia de la transformación. La Gran Obra de los Egipcios. Y un anillo de la mentira, que permite que cualquier cosa suceda pero no durante mucho tiempo y que corroe sin corroerse

Juan de Prado, filósofo heterodoxo y poeta

Doctor, filósofo, heterodoxo y corruptor

Juan de Prado era descendiente de una familia judía huida a Portugal re-establecida en el sur de España. Nació alrededor de 1612, Estudió Medicina, Filosofía y Teología en Alcalá de Henares. Se tituló en 1638 y empezó ya de estudiante a ser notable en los círculos Cripto-Judaizantes. Ejerció de médico en Andújar (Jaen). Posteriormente el Tribunal del Santo Oficio se interesó en él y huyó a Amsterdam a través de Flandes, donde integró la congregación “Beit Yisrael”.

La Teología de Juan de Prado concebía a Dios como una deidad universal de inteligencia racional. Esta concepción del Deísmo era opuesta al judaísmo oficial al no conceder una prevalencia a los judíos sobre otras personas. También concluyó que el credo judío y sus textos sagrados no eran superiores a otros credos e idolatrías. Anotó que las profecías y leyendas que aparecen en el Antiguo Testamento son similares a los de otras mitologías paganas. Así pues proponía que cualquier persona con una firme creencia en un Dios omnipotente y racional seguía el camino recto marcado por todas las religiones monoteístas e incluso de los filósofos tales que Aristóteles.

Juan de Prado criticaba así mismo el supremacismo hispánico de la época, que decía basado en las mismas falacias que el supremacismo judío bíblico. Éste supremacismo se reflejaba en la política de Limpieza de Sangre que él mismo sufrió en sus estudios en Alcalá y en el ejercicio de su profesión de médico. La solución propuesta por de Prado era propugnar la igualdad entre todos los seres humanos como principio político y teológico.

Al Llegar a Amsterdam, alrededor de 1655, Juan de Prado conoció a un artesano pulidor de lentes de 23 años, unos veinte años más joven que él, se llamaba Bento o Baruj Spinoza y su familia provenía también de Castilla, pasando por Portugal. Spinoza compartía con de Prado dudas sobre el dogma judío y sobre todo lo que se oponía a una visión humanista y racionalista, si bien hasta entonces nunca había osado hablar o escribir sobre esos pensamientos tan peligrosos en la época.
Desde ese encuentro la relación de Spinoza con su religión y su comunidad cerrada se fue crispando.

Baruch_de_Spinoza_cover_portrait
Benito Espinosa: Judío y Ateo, no querías caldo, toma dos cazos

Más tarde Spinoza escribiría sobre la noción de pueblo elegido “Entonces la elección del pueblo judío sólo ha consistido en felicidad temporal y las ventajas de la independencia política” y “Desde que Moisés supo de la naturaleza de su pueblo y de su naturaleza obstinada, vio claramente que sin los milagros ni la asistencia particular de Dios no podrían consumar lo que él inició y que se habrían perdido de no ser por ese auxilio necesario.”

El compañero de estudios de Juan de Prado, Isaac Orobio de Castro se opuso a tales tesis. Isaac nació en Bragança y llegó a Amsterdam al final de 1662. De Castro encontró otra solución: explicar la elección del pueblo judío como algo milagroso, de naturaleza no razonable. Y que la prueba de ese milagro era el texto del Pentateuco. Isaac Cardoso también sostenía tesis similares, había nacido en Portugal y estudiado en la Universidad de Valladolid, plasmó sus tesis en “Las Excelencias de los Hebreos”. Para él la elección de los hebreos no era ni temporal ni condicional, era absoluta. Isaac Orobio de Castro publicó una “Epistola invectiva contra Prado, un Pholosofo Médico que dubdava ó no creya la verdad de la Divina Escritura” que estaba en la librería de los RR.PP. Mercenarios calzados.

Entre las dos visiones extremas de Deísmo  e Ortodoxia Tradicionalista se situó el teólogo Malki. Su visión Teosófica intenta racionalizar la angustia espiritual judía acostumbrada al exilio y a la redención.

Baruch_Spinoza_doorgehaald
Tarjeta Roja a Baruj Spinoza

La consecuencia de esta heterodoxia llegó el 27 de julio (9 de agosto gregoriano) de 1656. Se declaró la expulsión de Baruch Spinoza de la comunidad judía por “herejía terrible” y “actos vergonzantes”:

Excomulgamos, maldecimos y separamos a Baruch Espinosa, con el consentimiento de Dios bendito y con el de toda esta comunidad; delante de estos libros de la Ley, que contienen trescientos trece preceptos […]; la excomunión que Josué lanzó sobre Jericó. la maldición que Elías profirió contra los niños y todas las maldiciones escritas en el libro de la Ley; que sea maldito de día y maldito de noche; maldito cuando se acueste y cuando se levante; maldito cuando salga y cuando entre; que Dios no le perdone; que su cólera y su furor se inflamen contra este hombre y traigan sobre él todas las maldiciones escritas en el libro de la Ley; que Dios borre su nombre del cielo y lo separe de todas las tribus de Israel, etcétera.

Fórmula del Herem tomada de la Introducción de la Ética de Spinoza de  Alianza Editorial, escrita por el profesor de Historia de la Filosofía Vidal Peña.

Su nombre fue tachado del Escamoth, el registro de la sociedad judía de Amsterdam Ets Haim. Se podría acusar a Juan de Prado de haber sido el corruptor iniciático de Spinoza, junto con la colosal inteligencia analítica y la visión crítica de éste, naturalmente.

Vidal Peña aporta dos testimonios de un proceso de la Inquisición en Madrid de 1659, un tal fray Tomás Solano y Robles (lo que hoy seria un venezolano) testifica sobre su paso por tierra hereje:

Allí conocí al Doctor Prado que había estudiado en Alcalá y a un fulano de Espinosa que se entiende que era natural de una de las ciudades de Holanda porque había estudiado en Leiden y era buen filósofo… Los habían expulsado de la comunidad judía por decir que el alma moría con el cuerpo y que no había Dios sino filosóficamente.

Otro que va al Santo Oficio a dar explicaciones de su paso por Holanda y por sus peligrosas tertulias es el capitán Miguel Pérez de Maltranilla:

… y que alguna vez les querían dar tocino y no e querían; y al dicho doctor Prado y fulano Espinosa les oyó decir muchas veces como ellos habían sido Judíos… y los habían excomulgado, y que andaban estudiando cuál era la mejor Ley para profesarla, y a éste les pareció que ellos no profesaban ninguna

Un estudio detallado de Juan de Prado: Carl Gebhardt. “Juan de Prado” Chronicon Spinozanum III (1923), pp 219-291. (en latin). No hay que confundir a este Spinocista alemán con Karl Gebhardt, holandés de La Haya nazi, médico personal de Himmler y jerarca de las SS. Por Dios.

Poeta y vagabundo

Juan de Prado Pertenecía a un círculo de poetas españoles, que podría denominarse el “Parnaso Sefardí”. Tampoco hay que confundirlo con el Parnassim, consejo rector rabínico al que el padre de Baruch pertenecía.

Han quedado de Juan de Prado estos versos culteranos reflejados en la Flor de Apolo de Miguel de Barrios:

Del Doctor Juan de Prado a Miguel de Barrios:

Antes mis brazos que los de Briareo
cautivaran, ¡Oh cierva que pasea
en el Menalco monte! ¡oh Pelopea!
benignidad dictara al fiero Atreo
Venciera antes al león Nemeo
del fuego consumiera hidra Lernea
que pausara la fama que vocea
los excesos que haces al deseo.
Marchita ardiente Febo flores bellas,
veloz emboza trémulos fulgores,
que distante permite a las estrellas.
No así, Miguel, los rayos superiores
de tu ingenio, que es sol, cuyas centellas
lucen laureles, fructifican flores.

A unos tercetos perdidos de Juan de Prado, Miguel de Barrios contraatacará a de Prado con unos tercetos , forzando su estilo ya que no eran los tercetos una especialidad de Barrios.

Barrios
Detalle de “Isaac y Rebeca o La Novia Judïa” (Isaak en Rebekka, alias ‘Het Joodse bruidje’) de Rembrandt. Se cree que representa a Miguel de Barrios

El mismo Miguel de Barrios había escrito un texto satírico en defensa del Doctor Juan de Prado, del que se preserva el barroquísimo epígrafe :

“Carta satyrica que escribió por marqués de Caracena, a un bufón suyo, en nombre del Doctor Juan de Prado, con quien tenía grande enemistad. Al Poeta de mentira y fingido Astrólogo Don Diego Henríquez Basurto, vecino de Sodoma” su texto empezaba con “A las musas me quejo de un puto loco

El tal Henríquez Basurto publicó en Roanne 1649 un “triumpho de la virtud y paciencia de Iob” digitalizado por la BNE

triumpho
Dedicado a Ana de Austria, madre de Luis XIV. El muy puto Henríquez Basurto, como vemos, rendía pleitesía al Francés.

Pero con el epígrafe anterior me temo que lo leeremos con ciertos aprioris homófobos.

Años después muere Prado en un accidente, posiblemente caído de un caballo al agua, como se ve más abajo. Barrios ataca entonces a su viejo amigo (así era él) escribiendo una poesía: Desengaño XVIII.  Muerto y enterrado le pone a bajar de un burro  (ad descendere de asinus post mortem): mal estudiante, presuntuoso, mujeriego, rostro picado de viruela, feo, pequeño, mal médico, combativo y quijotesco con sus ideas, pero tragón como Sancho Panza, interesado en lo religioso sólo para comer de beneficiencia. Corona el todo una sátira del accidente que le dio muerte. No tiene desperdicio.

Con este epígrafe:

“Castiga la Divina Justicia al Doctor Juan de Prado, maestro de falsos dogmas que no tenía más religión que la que convenía a su cuerpo, ni más alma en su opinión que de caballo; y dando palabra de casamiento a una fulana Loba, la desfloró; y yéndose a casar con otra, ordenó la Suprema Justicia que, por un carro que se le atravesó en una puente, cayese della con su caballo en un río, donde le imitó en la muerte como en la vida.”

DESENGAÑO XVIII
De Helicon en los verdores
me mandan pintar sus damas,
el Prado de los errores:
porque el conocer sus flores
las haze andar por las ramas.
Corrió en el Prado el Pegaso
que a este influxo las motiva:
y assi quieren lo descriva:
porque el subir al Parnaso
no se me haze cuesta arriba.
De Venus astuto amante
creció de cuerpo mediano,
de Henares raro estudiante,
y en su opinión tan gigante,
que al Mundo hazia su enano.
Con fama de gran Doctor
en la cathedra del gozo,
enseñó el arte de Amor:
para las moças Señor,
para las señoras moço.
Sus ojos de çancadilla
le hazian caer en pecado,
con aquel rostro atezado
que la temporal polilla
tenia todo picado.
Aunque feo, de galan
blasonava pestilente,
tan Satyro en su ademan,
que del vicio Capitan,
nunca dexó de hazer gente.
Con su nupcial compañia
marchó lleno de trabajos,
y como lacivo ardia
passando a la Picardia
entró en los Paises Baxos.
El uso de su alvedrio,
le hizo echar por essos cerros,
contra la Fé tan impio,
que en la carcel del desvio,
cargado andava de yerros.
De ateysta brotó el fruto,
ofendiendo al summo Rey,
tan ciego, que disoluto
por tener alma de bruto,
dexó el ser hombre de Ley.
De los yerros era iman,
y a lo avestruz los tragava:
con que faltandole el Man,
por el Egipto llorava
que era mesa del Dios Pan.
Pensó aun al Cielo engañar,
con la falsa perspectiva,
que en su hypocrito llorar,
quando a-labar a Dios iva,
lo iva tambien a-negar.
Con dos caras su embeleco,
sin que ser Prado se acuerde,
de monte blasonó hueco,
para los Doctos muy seco,
para las Nymphas muy verde.
Quitó a muchos el juyzio,
y de ello dió testimonio,
tan boticario del vicio,
que los llevó a su servicio,
con la ayuda del Demonio.
Los niños de erudición
echó de su engaño al Nilo,
Gitano en cara, y estilo,
en el morder Escorpión,
y en las conchas cocodrilo.
Altivo Medico fue,
pero tan poco acertado,
que mula de su pecado,
andando sobre si apie,
se mostrava siempre errado.
Su cathedra le ensillava,
donde sin freno corria:
que como se desbocava
tales acciones mostrava
que los estrivos perdia.
A Nabucodonosor
tan diamante igualó astuto,
que oponiendose al Criador,
con ser pulido en su error
no se hallava sino bruto.
En la religión vacila
que le dé menos molestia:
y la de Sadok ventila,
con sed de tan grande bestia
que va otra vez a la pila.
Juzgando colores ciego,
hizo voto de Epicuro,
que por su vida se halló luego:
y assi faltandole el juro,
osó passar al reniego.
Pobre haviendo atribuido
al acaso su miseria,
de si estava muy sentido:
porque esto de ser nacido
le daba mucha materia.
Segundo Luzbel se armava
contra Dios, y no advertia
quando de caida andava,
que un Demonio parecia,
por lo que a todos tentava.
La muerte de su muger,
le hizo de bastardas bodas
can, de modo bachiller,
que por darse a conocer,
se descubria con todas.
Fue al redil desde el entierro,
y entre mucha oveja boba
ladrava, suelto en su encierro:
donde como era gran perro,
osó embestir a una Loba.
Por su mal la presentó
un cavallo cierto anciano,
y de modo lo estimó,
que a si mismo lo igualó,
tratandolo como a hermano.
Empeçó a vivir de renta,
con los inmundos regalos
que de los buenos afrenta,
se halló Doctor de gran cuenta,
por hazerla de los malos.
Preciado de buena lança,
sobre aventuras de amante,
iva atras su confianza,
Don Quixote en Rozinante,
y en el comer Sancho Pança.
Fuele en el rio contrario
passar a su Deyanira,
pues copia de Sagitario
hiriendole de la ira
la flecha, cayó en Aquario.
Su estrella quedó tan rota,
que por el divino fallo,
quando de hombre dio mas nota,
queriendo triumphar de sota,
se vio arrastrar de cavallo.
Imitó al hijo de Phebo,
que a cavallo subió osado:
pues por el carro, estrellado
cayó, donde como huebo,
se vio por agua passado.
Pharaon tras de su error,
entro en el agua importuno,
tan Centauro del Amor,
que hasta en la muerte, fue uno
cavallo, y cavalgador.
En su opinión remontado,
contra el sacro mandamiento
Ycaro fue, tan vendado,
que hasta verse remojado,
no vio que andava en el viento.
Viniendo al mar por la Parca
el Palinuro blasfemo:
para el Letheo lo embarca
Aqueronte con su barca,
y la Loba con su remo.
Por la Ero que amó astuto
Leandro de la ficcion,
nadava de llanto enjuto;
tan Cesar de su opinión
que a morir vino por Bruto.
Antiocho fue segundo:
pues del cavallo impelido,
no hallo el favor que aflixido
pedia: porque en el Mundo
nadie se llega al caido.
Llevandole casi ahogado
al burdel que se previno,
de Venus galan tan fino,
que aun despues de ser pescado,
con la carne a morir vino.
Ojo alerta que el Juez sumo
siempre lleva la victoria,
y abate la vanagloria
del que assi con manto de humo
no puede ver el de gloria”.

Proviene el texto de este Desengaño de la tesis de María Lara Martínez “PROCESOS DE SECULARIZACIÓN EN EL SIGLO XVII Y SU CULMINACIÓN EN EL PENSAMIENTO ILUSTRADO”Ediciones de la UCLM I.S.B.N. 978-84-8427-819-1

Familia

Baie du Mont Saint Michel. brevis

En una biblia hebraica en lengua española (de Ferrara) editada en Amsterdam por David Fernández en 1726 hay una dedicatoria al presidente de la Santa Tesiba de Guemilut Hasadim Señor Ishac de Prado. En otra obra de Menasseb ben Israel editada en 1710 en Amsterdam hay una dedicatoria al rabino Abraham del Prado. Bien pudieron ser familiares de Juan de Prado, algo más piadosos que esta Oveja Negra a la que rindo este humilde homenaje.

La Isla de Robinson Crusoe

En 1935, el humorista, periodista y escritor Frigyes Karinthy es diagnosticado de un un tumor cerebral y sufre una operación para extirparlo. Va a operarse a Suecia con el neurocirujano pionero Olivecrona. Los hecho son seguidos por una multitud de lectores admiradores habituados a su presencia en la prensa. Podrá costear la operación gracias a donativos. En el libro “Viaje alrededor de mi cráneo” describe con cierto grado de humor su experiencia desde los síntomas pasando por la incertidumbre, el diagnóstico y la operación, que se desarrolla estando él consciente pero anestesiado.

En el último capítulo, a modo de epílogo, trata de un paseo con su sobrina Nini, la hija de la hermana del escritor, que ha nacido en Noruega en 1914 y no conoce Hungría ni las vicisitudes que ha pasado el país, ya que su madre nunca ha vuelto.

Éste discurso nos permite ver el estado de ánimo que dejó en ese rincón del Mundo lo ocurrido hace un siglo, pero que es un mensaje universal ante lo que nunca ha dejado de ocurrir:

El tranvía 2 permite admirar las costas de la Isla de Robinson Crusoe
El tranvía 2 permite admirar las costas de la Isla de Robinson Crusoe

Te sorprendes, Nini, de la manera en que me califico de náufrago,  en el preciso instante en que me han salvado la vida. Sin embargo no es la ingratitud la que me lleva a mirar alrededor de mi este islote desolado y estimar que en lo que a mí respecta puede quedarse desierto y abandonado.

Ésto es lo que quiero decir… Como veo las cosas… ¡Dioses! Nini ¿qué te estaba diciendo? deja que me concentre un instante… sabes, mis pensamientos tienden todavía a liarse. Estaba previsto, las olas me han sacudido, y sin embargo no era éste el verdadero naufragio.

El verdadero naufragio es el de nuestra Vieja Hungría de antes de la Guerra. Incluso tú has debido imaginártela de algún modo. Se parecía a estos orgullosos navíos que ves aquí, con su velamen hinchado por el viento… Has tenido que enterarte de cómo la tempestad se abatió sobre ella, como la nave fue sacudida y maltratada, te han dicho cómo encalló en los arrecifes y cómo su mástil se tumbo en horizontal. ¡Era nuestro barco, Nini, y el cargamento era bello! No sé sobre qué cabo de Buena Esperanza se encontraba el puerto hacia el que se encaminaba. Pero sé que teníamos en proyecto cambiar nuestra mercancía por diamantes de un país lejano.

Por desgracia, Nini, todo acabó. El precioso cargamento de cristales multicolores, de joyas chispeantes, de esencia de rosas ya no existe. Esto pasó con las mil fantasías encantadoras y las alegres frivolidades… sólo queda un trozo de tierra devastada.

¿Te extraña que pese a todo conserve un sentido del humor extraordinario? Tiene un motivo y te lo voy a explicar, Nini.

Este barco, que te puedes imaginar desde lo alto de tu promontorio en Noruega, era tan solo uno de los barcos de la gran flota de la Civilización que desde hace tiempo había dejado de ser la Armada Invencible que mucha gente imaginaba. Yo no era el único en darse cuenta de que ya no ofrecía la misma seguridad. Cada instante que vivíamos era en cierto modo una aventura azarosa,  y lo habría sido aunque hubiese gozado de abundantes riquezas. Me pregunto si entiendes cuando te digo que desde el secreto de mi corazón siempre he sabido que cada uno vivíamos solos y abandonados por nuestra cuenta.

Lo que todos deseábamos saber no era si el barco llegaría a buen puerto, sino si la tormenta nos reservaría restos a los que poder agarrarse. Efectivamente los bramidos profundos de un maremoto eran ya perceptibles, pero no todo el mundo a bordo se había apercibido. Ahora están todos muertos, los que pensaban que nuestra Armada ambiciosa proseguiría su ruta, yacen en el fondo aterciopelado del océano, con los ojos llenos de su orgullo ciego.

El naufragio no se cobró mi vida, las olas me dejaron sobre una orilla una costa. Consciente de que a partir de entonces no era alrededor de un máximo sino alrededor de un mínimo que reharía mi existencia. Tendría que vivir en el mundo como un superviviente en la isla de Robinson Crusoe empujado por la destrucción de su nave.

Acogía como un tesoro todos los restos del naufragio que las olas me traían. Acabé por no pensar más en lo que la vida no podía ya ofrecer y por apreciar lo que ella nos permitía todavía, aceptando de mi acreedora la milésima parte de lo debido, tras haber dado por perdido el resto. Aprendí a declararme satisfecho si la vida no me quitaba nada más que una libra de carne a cambio de la deuda que había tan incoscientemente contraído.

Aprendí en la Isla de Robinson que no sirve de nada levantarse contra la injusticia humana y la crueldad del destino, porque si mi amigo me traicionase y mis hermanos de armas me decepcionasen, un desconocido extranjero surgiría para salvarme la vida. Podría haber muerto pero los únicos huesos que a las fuerzas de destrucción les fue permitido romper fueron los de mi cabeza, quedando el resto entero.

¡Veo brillar algo nuevo en las arenas de la Isla! ¡Las olas me han hecho un nuevo don! ¡Oh Alegría! ¡Eureka! Es un trozo de pala. Me precipito a cogerla… Con esta pala voy a cavar en la tierra hasta la roca sólida. Y entonces construiré, ¿comprendes?, y dentro de un año más o menos un palacio se elevará en la costa.

¿Recuerdas lo que César dijo de Egipto? “Aquel que espera en vano nunca conoce la desesperación.”

Poder, privacidad y ruido

Éstos últimos meses se ha hablado mucho de privacidad y de las capacidades de análisis de las grandes y pequeñas corporaciones. Análisis: de aná- “por arriba” y -lysis “ruptura”, ruptura por arriba. Pero también anal- como sonda anal.

El patrón de Google dijo hace algo más de cuatro años: “Si usted quiere ocultar algo que ha hecho será que ha hecho algo malo”. El reverendo Schmidt ya recibió su castigo por ese discurso de púlpito de aldea. Hoy ya piensa de otra manera, con lo que ha llovido.

Otro de estos genios del enriquecimiento dijo “la privacidad ya no existe, vayan acostumbrándose” yo le diría: “prueba a pensar en este tipo de contenidos y en su privacidad potencial”:

shna01

Y ahora pensemos en la parte educativa, en el problema de cifras gordas, a la manera de las lecciones de Feynman.

Claude Shannon puso las bases de la teoría de la información. Y esa Ciencia es importante, en ella se basa el que puedas leer esto ahí dónde estás, sin que nadie lo haya impreso y publicado, sin esperar a que mi tren llegue a su destino.

En resumen, ¿sobre qué teorizó Shannon? Todo se basa en una analogía con la Termodinámica. Hay un principio físico universal a todas las teorías y sistemas (que yo sepa): la energía. Toda manifestación de la energía que un observador puede medir se divide en dos tipos: Entropía en su forma desordenada y Entalpía en su forma ordenada y medible. Todo esto es relativo al observador, son conceptos humanos para poder observar, medir, deducir y predecir.

De la misma manera toda manifestación física de la información, se divide en señal y en ruido. Una vez más relativas al receptor (observador) y a qué quiera extraer como información.

Por ejemplo: En una fotografía de un paisaje puede haber basura por el suelo. La basura será ruido para el que quiere inspirarse de la belleza del paisaje, pero es señal para el técnico dedicado a la limpieza de ese lugar.

Así pues tenemos una señal que es análoga a la entalpía y el ruido que se superpone, análogo a la entropía. Por desgracia se cumple algo parecido al segundo principio de la termodinámica de de manera análoga, en una cadena de comunicación, como en toda transformación térmica, conforme se añade ruido, se vuelve cada vez más difícil y más irreversible obtener la señal.

Básicamente con la señal, como con otras muchas cosas, de dónde no hay no se puede sacar. Claude Shannon dio forma matemática y cuantificó este principio intuitivo.

El observador debe contemplar el ruido como algo misterioso que no le pertenece y de lo que no podrá saber nada. Aleatoriedad para él, quizá no para otro observador que busque otra cosa.

Insisto en que estos principios dependen de quién sea el observador: tu pareja sentimental, tu vecina armada de un telescopio, tu tío  armado de un radar, o un funcionario armado con una copia de las bases de datos de Google, Twitter, Facebook Yahoo, Instagram y Microsoft. Libre sea la imaginación.

La capacidad de análisis de cada observador es muy cambiante, esto es su capacidad de distinguir información de ruido. Cuando caes por una ventana de un segundo piso, todo puede ser ruido y confusión para tí, pero no así para un gato, cuyos sentidos están preparados para bien detectar la señal en ese momento fatídico. Y tras analizar la señal, predecir y actuar caerá sobre sus acolchados pies mientras tú te deslomas cruelmente.

El análisis de información y el tratamiento de señales puede verse como una mano que toma un puñado de arena, si esa mano es conformista tomará una cantidad prudente de arena cerrando el puño. Si no lo es y se abre demasiado, acabará dejándola escapar por entre los dedos abiertos.

Es por esto que las antenas, los sensores, los canales y esas cosas son bien selectivos y el avance tecnológico los hace más selectivos. Así se concentran en una cantidad más controlable de fenómenos físicos y más proporción de señal puede distinguirse de entre el ruido.

Y ahora traduzcamos todo esto a un equilibrio de poderes y privacidades:

Señal quiere decir Poder para el observador o privacidad para el observado.

Ruido quiere decir menos poder para el observador y más privacidad para el observado.

Espero que vea el lector ya hacia dónde quiero ir.

Si hablamos en términos geo-políticos hay dos grandes observadores potenciales, por motivos de presupuesto y población preparada para estos menesteres: los Estados Unidos de América y la República Popular China.

Si hablamos en términos más micro-económicos los observadores potenciales son toda una serie de empresas interesadas en conocerte bien, pero esto lo dejo de lado.

En términos geo-políticos hay entonces del orden de más de 180 estados observados, los estados y sus ciudadanos.

Ahora veámoslo como un simple problema de teoría de juegos. Sus reglas básicas son:

1. Los dos grandes observadores buscan maximizar su poder y su privacidad.

2. Los pequeños observadores también buscan maximizar su poder y su privacidad, pero se conformarán con la privacidad porque no tienen presupuesto para otra cosa.

Fases del juego:

A. Los EE.UU. y la R.P.C. montan en secreto un conglomerado tecnológico, cada uno por su lado, para analizar en masa todas las comunicaciones y contenidos posibles, suyos y de terceros.

B. Los otros 180, que saben de estas cosas, se ponen a generar tráfico pseudo aleatorio que empeora y encarece el análisis de esos sistemas de análisis. Lo interesante de este tráfico pseudo aleatorio es que sólo cada generador conoce el suyo, de modo que ignora como separar la señal (información jugosa) del ruido de los otros.

C. La calidad de la información, o en términos de teoría de la información, la Relación Señal a Ruido empieza a disminuir. Para contrarrestarlo los grandes sistemas de análisis han de invertir más y más dinero del contribuyente.

D. Llega un momento que el presupuesto de éstos sistemas de vigilancia masiva empieza a estar fuera de control, sobre todo por el tamaño de las iniciativas, con grandes equipos mal organizados, poco aptos a adaptarse.

El equilibrio de Nash de este modelo consiste en que el nivel de ruido inyectado a las comunicaciones se mantendrá a un nivel que haga prohibitiva la vigilancia total al contribuyente Chino y Americano.

Lo mismo ocurrirá en el ámbito privado, las sucesivas estrategias de ofuscación de datos de la vida privada harán siempre prohibitivo hacer análisis con un retorno sobre inversión razonable.

Conclusión: yo no sobre-estimaría la capacidad de estos sistemas analíticos. Lo más posible es que la gente inteligente que planifica estas cosas haya entendido la analogía del puñado de arena, porque todo el mundo puede hacerlo.

Las mujeres

Tumba de la familia Karoly Lotzen el Cementerio de Kerepes, dónde también está la de Frigyes Karinthy
Tumba “Belle Epoque” de la familia Karoly Lotzen el Cementerio de Kerepes, dónde también está la de Frigyes Karinthy

“En cualquier caso la existencia de las mujeres es algo bueno. No, no estoy pensando en eso… Dentro de nuestra especie son seres totalmente diferentes a los hombres, representan la eterna esperanza de una finalidad que alcanzaremos un día. Si dios concediese el perdón al género humano sería por ellas” Frigyes Karinthy. Viaje alrededor de mi cráneo, capítulo XIII. 1937.

Una movida muy rara

Tengo la oreja pegada a la pared de la habitación del hotel. Llego siguiendo a Cleto por diferentes partes del mundo cuatro meses, siguiendo su pista por los lugares más sórdidos. Lugares de los que no oiréis hablar en nigún medio de comunicación ni en ningún libro por prohibido que esté.

Por fin el momento ha llegado, la reunión que estaba esperando se ha producido y he conseguido una habitación al lado, para poder pegar la oreja, para poder saber y contároslo casi en directo. Se trata de un asunto muy muy sucio.

Hablan de ingeniería genética, hablan de un laboratorio en Albania y de cirujía. Sospechaba que por ahí iban los tiros. Parece que unos personajes del hampa se hacen pasar por paparazzi y siguen a personas conocidas desde hace años, no para sacarles fotos sino para conseguir muestras de ADN.

TAGTAT
El ADN. Cosmocaixa, Barcelona. Por Francisco J Gonzalez

Hablan de los videos, los vines, la palabra vine se repite una y otra vez, han contratado los servicios de una empresa basada en Chechenia para el tema informático. Hay sistemas bancarios comprometidos. Hablan de temas financieros que se me escapan, mucho offshore, mucho Caimán, islas que ní se dónde están.

Han clonado desde 2002 a personas en Albania, se habla de armas, entregas de Armas en Chad, en Somalia, una finca de entrenamiento en Chipre, tienen milicias a su disposición, miles de asesinos a sueldo. Hablan de ataques suicidas con ancianos, puntos neurálgicos, centros de decisión financiera y símbolos religiosos. Buscan calentar el ambiente hasta que todo estalle.

Se diría que se reparten el mundo como un pastel. Esto tiene muy mala pinta, lástima no poder hacer las maletas para irse a Marte.

Monigote

Un tertuliano muy acostumbrado a hablar de cosas muy zen. Escribe libros de autoayuda explicando cómo se ha superado a sí mismo en cada nuevo reto.

Le ponen contra las cuerdas en una entrevista tertulia de la radio de la tarde, le piden que saque un cuento aleccionador en estos tiempos difíciles que vivimos. No se le ocurre nada, silencio de radio, lo peor. Pasa un arbusto rodador.

Al final se lanza. Habla de un prisionero en una celda de un castillo. En la celda no hay nada, salvo sus propios excrementos. El prisionero no sabe qué hacer. Se desespera y se pone a hacer muñequitos de mierda. Es lo único que se le ocurre.

El hombre zen ha hecho una historia autocontenida: explica con ella la situación en la que le ha puesto el locutor: le han forzado a hacer una historia y él estaba en esa celda conceptual, ha salido lo que ha salido.

Quid pro quo

Escena:

Cleto en un bar de Zamora

Queda con gente de otros paises, intercambian crimen de Estado. Fuman, les da lo mismo si está prohibido o no, viven a su bola, están en los años ochenta, en plena guerra fría.

Hablan de cómo putearse los unos a los otros, les da lo mismo lo que pase con tanto coche bomba y tanto atentado, ellos lo que buscan es amedrentar al pueblo llano, que paguen más impuestos, que se callen y que trabajen.

El gran río

He aquí un pensamiento relajante para cuando se vive abordado por los problemas de uno mismo y de otros. Consiste en pensar en un gran río que se lleva con su corriente esos problemas. Los problemas se van flotando por el río, adiós problemas. ¿te ha relajado?